jueves, 10 de mayo de 2012

Más de mí

No siempre sé hacer las cosas bien. En mi defensa puedo alegar que procuro encauzarlas de la mejor manera posible. Tal vez me equivoque, tal vez acierte. Supongo que a priori no puede saberse si entre todas las vías que se abren ante nosotros escogemos la más adecuada. A mí me gusta asentame en una comodidad que no siempre es factible. Cuando ésta se rompe, procuro predecir si el resultado puede merecer la pena. Si la respuesta es sí, sigo adelante. Si creo que no, me detengo en seco. No me gusta arriesgar demasiado. No hago daño a nadie. Y la verdad es que por ahora me va bastante bien así.

10 comentarios:

Sonia dijo...

Es normal, no siempre acertamos, pero equivocarse a veces es bueno, nos ayuda a aprender.
Bss

Carol Munt dijo...

Asentarse en la comodidad está bien siempre que sea una opción elegida por una, sin embargo de vez en cuando también está bien arriesgar, nunca sabes lo que puede depararte una nueva situación. Es complicado querer siempre controlar tu vida, cuando lo intentamos es la vida la que toma el control por nosotros...
:-) Beso grande.

Noelplebeyo dijo...

en el no riesgo está el conformismo

Srta. Moneypenny dijo...

Pues si, es que es un vive y deja vivir!
La vida es mas simple de lo que nos montamos
Besos

Cristina dijo...

Muy bueno tu pensamiento, yo no suelo arriesgar mucho a esta altura de mi vida.
Te dejo un fuerte abrazo, buen jueves.

La Avispa dijo...

Supongo que hay que intentar vivir haciendo todo lo mejor posible y disfrutando todo lo que se pueda, aunque haya que arriesgar.
Me ha gustado este post!
Un beso!!!

Jan Berg dijo...

Yo creo que de una manera y otra todos buscamos nuestro huequito, el lugar, compañía y actitud que nos hacen felices o por lo menos no nos hacen desgraciados... Hay que tener en cuenta que para los que viven aventuras a diario, también la aventura se vuelve rutina...

Verillo dijo...

Equivocarse es de humanos...ya lo dicen por ahi...y cada cual elige como vivir su vida, hay quien dedice arriesgar son limites y quien prefiere ir con pies de plomo...ambas maneras son igual de licitas, no hay formulas erroneas de vivir, cada uno decide hacerlo a su manera, como mejor sabe, o como mejor puede...
un beso!

Juana la Loca dijo...

lo importante es ser coherente con nosotros mismos, y si a tí tú fórmula te va bien, para que la vas a cambiar?

Lili dijo...

Arriesgarse a veces da unos resultados sorprendentes ;). Yo soy más en plan "de perdidos al río" y aunque no siempre me sale todo bien (que va!!!), la vida es de lo más emocionante (a veces demasiado...).
Besos!!!