domingo, 3 de marzo de 2013

Y a mi lado sólo un teléfono

Cuando a duras penas intentas mantener una relación a distancia, ¿a quién abrazas?

domingo, 20 de enero de 2013

Recuerdos del final de un verano

Me dijo que no me preocupara por nada, que no pensara en nada, que simplemente le hiciera un pequeño hueco en mi mundo, hasta donde yo quisiera llegar y ya veriamos qué sucedía después. Era imposible, parecía imposible. Pero nunca me reí tanto como aquellos meses. Y no siento arrepentimiento de ningún tipo. De hecho, cuando dadas las circunstancias decidí ir parando, supimos estar a la altura de la situación sin esfuerzo, sin dramas ni arrebatos. Ojalá siempre fuera así. Pero cuando entran en juego los sentimientos, supongo que simplemente es imposible no llorar.

viernes, 18 de enero de 2013

Nuevos aires de enero

Hilo invisible y electrizante, disimulos rocambolescos, café, besos, despertar. Qué bien se estaba. Siempre regreso a este lugar cuando doy por perdido lo demás.

lunes, 14 de enero de 2013

Uuhhh...

¡Sorpresa! O susto. No sé...

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Será el otoño...

No me preguntes el motivo, pero hoy, justo en este momento, sin razón, sin venir a cuento, te echo de menos.

Otoño

A mí que no me cuenten historias. El otoño es la estación del amor se mire por donde se mire. Tiene que ser así, con los días más cortos, las noches más largas, aire fresco, hojas secas y calles semi vacías. Tiene que ser así, porque yo en otoño me vuelvo mucho más tontorrona de lo habitual e incluso me apetece perder un poco la cabeza y, de paso, los papeles.  Tiene que ser así, aunque al último amor de mi vida lo conociera a principios de febrero, ni siquiera de este año, sino de hace dos, cuando del otoño no quedaba ni el recuerdo. Aunque un inesperado remolino me envolviera recién estrenado junio, cuando ni siquiera pensaba en nada nuevo. Porque aún guardo miradas sin estrenar, detrás del cristal, como ahora mismo.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Ingravidez

Sé que está cerca y es como si empezase a flotar.

sábado, 1 de septiembre de 2012

¡Vamos allá!

Cansada de portarme bien y pensar siempre en las consecuencias, creo que ha llegado la hora de ser menos reflexiva y pasármelo mejor.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Sueños son

No sé qué habré soñado esta noche, porque raras veces recuerdo mis sueños. Pero me he despertado con ganas de besar, así sin razón, sin saber por qué. Sensación dulce, no obstante, a pesar de que materializarla durante el día de hoy sea tan inviable como ver llover hacia arriba.

domingo, 5 de agosto de 2012

Perder el miedo al miedo

A mi nuevo compañero de trabajo le gusta hablarme de lo importante que es no ponerse límites a uno mismo, de atreverse, de arriesgar. Si el no ya lo tienes, lo peor que te puede pasar es obtener otro. Lo mejor, recibir un sí. Visto de este modo, merece la pena intentarlo.

miércoles, 1 de agosto de 2012

¡Cómo me cuidan!

9:00 h. de la mañana y el desayuno en la cama. Doy por inaugurada mi semana y media de vacaciones. Pienso olvidarme de todo menos de ti.

sábado, 28 de julio de 2012

Parece tontería, pero no lo es

No sé qué está pasando, pero desde hace unas cuantas semanas los hombres han comenzado a perseguirme. Ya sé que todos tenemos épocas más buenas, en las que estamos más atractivos, más receptivos o qué sé yo. El caso es que arraso allá donde voy, e independientemente de lo molesto que pueda ser a veces, el subidón de autoestima me está viniendo de lujo.

sábado, 21 de julio de 2012

Ahora sí, feliz sábado

Después de haber llegado al viernes agotada y tras haber dormido toda la noche de un tirón, puedo decir sin ninguna sombra de dudas, que no hay en el mundo un lugar mejor que mi cama.

domingo, 15 de julio de 2012

En fin, hombres...

Que mis ex compañeros de facultad organicen una cena sólo para chicos y se pasen la noche cavilando sobre si me he operado para aumentar el pecho me resulta, cuanto menos, sorprendente.

sábado, 14 de julio de 2012

Lástima...

Recuerdo haber escrito en el blog, hace ya un tiempo, que cuando dejara de estar enamorada me buscaría un amante, preferentemente después del verano, para las tardes de otoño que tan propicias son. Una vez más, puede decirse que hablé antes de tiempo, porque en realidad es altamente probable que no me atreva a llevar a cabo tal propósito. Lo sé, porque me conozco, sé que mucho bla bla bla, y luego, a la hora de la verdad, necesito algo más que simple decisión para arriesgarme con aquello que no me encaja demasiado.

miércoles, 11 de julio de 2012

Castillos de cartón

"Era demasiado amor. Demasiado grande, demasiado complicado, demasiado confuso, y arriesgado, y fecundo, y doloroso. Tanto como yo podía dar, más del que me convenía. Por eso se rompió. No se agotó, no se acabó, no se murió, sólo se rompió, se vino abajo como una torre demasiado alta, como una apuesta demasiado alta, como una esperanza demasiado alta".

Almudena Grandes - Castillos de cartón

sábado, 30 de junio de 2012

Mirar lo prohibido y pensar: ¿por qué no?

Supongo que a todos nos gusta de vez en cuando jugar con fuego, aún sabiendo que podemos resultar quemados. Últimamente me noto carente de adrenalina y quizás algo tan sencillo como eso sea la causa que me empuja hacia ese lugar. Confío en mi buen criterio y en saber escapar en el último momento.

domingo, 24 de junio de 2012

No ha estado mal

No soy enamoradiza. Cuando me gusta alguien la chispa salta nada más verlo, pero eso sucede una vez cada mucho tiempo. Cuando quiero, lo hago de forma desmedida. Nunca seré yo quien dé el primer paso. En cada beso he pensado que podría ser para siempre. He sido capaz de llorar de alegría inmensa y de tristeza infinita. He pasado muchos nervios. Me he estremecido y temblado a partes iguales. Me han dedicado la canción más bonita del mundo. Siempre recordaré esa sonrisa. Tengo almacenados grandes recuerdos. No siempre he sabido hacer las cosas bien, pero siempre puse la mejor de las voluntades.  Me gustaría pensar que la suerte me echará una mano cuando la necesite.

sábado, 16 de junio de 2012

Las cosas cambian tanto...

En este blog nadie recordará a M., un chico del que hablaba hace tiempo, al que conocí justo al empezar en el trabajo y luego se tuvo que marchar fuera. Pues bien, acabo de percatarme de que me ha eliminado de Facebook, sin previo aviso, sin despedidas ni chorradas. Fuera y listo. Como un campeón. "Prefiero no ver nada". Lo entiendo, pero justamente yo soy la persona más discreta del mundo en redes sociales. No lo culpo porque lo cierto es que apenas recordaba su existencia, aunque me gustaba esa sensación de saber que andaba por ahí, que no era un fantasma. ¿La última vez que pensé en él? Hace demasiados meses cuando alguien me preguntó dónde estaba trabajando ahora. En parte es triste que personas que en su momento nos importaron queden reducidas a nada.

lunes, 4 de junio de 2012

Planeando el futuro

"Viendo cómo está el panorama, yo creo que lo mejor será quedarme soltera y olvidarme del género masculino en general. Además ya tengo un gato y suelo llamarlo bebé. Ese es el primer paso hacia una soltería inminente". Estas fueron las palabras que le dije el otro día a mi abuela y a la pobre aún le dura el disgusto. Todavía voy a tener que ponerme la pilas, echarme un novio durante dos o tres añitos, casarme al cumplir los treinta y tener un par de críos. ¿Te imaginas?

Ring, ring...

Muchos dicen que la tecnología hace que descuidemos las relaciones sociales, al menos las que deberían tener lugar cara a cara. No puedo estar más en desacuerdo. Hay momentos que piden a gritos tener un teléfono a mano, ya sea para dar ánimos, reconfortar, o manifestar que estás recordando a esa persona. Yo llegué a estar horas escribiendo bobadas vía whatsapp hasta las tantas de la madrugada, a mirar el móvil de reojo en el trabajo esperando una foto o un 'buenos días', a despertar en mitad de la noche y ver un 'te echo de menos' capaz de quitar cualquier pena. Esos momentos de intimidad, de cercanía, pese a tener una pantalla de por medio, no nos los quita nadie.

domingo, 3 de junio de 2012

Feliz domingo

Ayer leí que el mundo es más bonito cuando estás enamorado. ¿Recuerdas cuál fue la vez que más has querido a alguien? Sonríe...

jueves, 31 de mayo de 2012

No te quedes sin probarlo

Adoro todos esos momentos que te dejan sin respiración, de pura sorpresa y felicidad. Lástima que, según las épocas, escaseen.

martes, 22 de mayo de 2012

Sigo atenta, por si acaso

Desde siempre me han gustado los finales abiertos en los que, aunque la historia termine, no se sabe lo que todavía puede dar de sí en el futuro. Nadie se imagina lo mucho que me apetece una sorpresa de esas que te alegran el día.

domingo, 13 de mayo de 2012

Domingo de mayo

Amanezco poco después de las ocho de la mañana con sensación de paz y bienestar. Sonrío y me encuentro feliz, sin motivo, sólo porque sí. Tal vez los días de mayo vayan a ser mejores que aquellas tardes de octubre. Ojalá.

jueves, 10 de mayo de 2012

Más de mí

No siempre sé hacer las cosas bien. En mi defensa puedo alegar que procuro encauzarlas de la mejor manera posible. Tal vez me equivoque, tal vez acierte. Supongo que a priori no puede saberse si entre todas las vías que se abren ante nosotros escogemos la más adecuada. A mí me gusta asentame en una comodidad que no siempre es factible. Cuando ésta se rompe, procuro predecir si el resultado puede merecer la pena. Si la respuesta es sí, sigo adelante. Si creo que no, me detengo en seco. No me gusta arriesgar demasiado. No hago daño a nadie. Y la verdad es que por ahora me va bastante bien así.

domingo, 6 de mayo de 2012

Con optimismo

En general y, una vez eliminados los tropiezos, podría decirse que guardo muy buenos recuerdos de muchas situaciones vividas en los últimos años. Por eso me resulta relativamente sencillo tener esperanza en el futuro. Si cosas maravillosas ya sucedieron una vez, ¿por qué no podrían repetirse?

jueves, 3 de mayo de 2012

Y ojalá continúe

Siempre lo diré, a mí es muy fácil hacerme feliz. Todo me emociona, todo me ilusiona, todo me despierta las ganas. No importa lo pequeño que sea el detalle, el guiño, la mención. Me sacará una sonrisa, seguro.

lunes, 30 de abril de 2012

Leer esto y seguir...

- Pero ¿no tienes miedo?
- ¿De qué?
- Pues de que quizá no vuelvas a encontrarte con él jamás. Por supuesto que os podríais reencontrar por casualidad. ¡Ojalá! Espero que así sea. Pero, siendo realistas, las probabilidades de que eso no ocurra son grandes, ¿o no? Además, si os volvierais a encontrar, podría haberse casado con otra persona. Incluso podría tener hijos. ¿No es verdad? Si eso ocurriera, seguramente vivirías el resto de tu vida sola. ¿No te asusta pensar que nunca llegues a unirte con la única persona que amas en este mundo?
Aomame observó el vino tinto de la copa.
- Tal vez tenga miedo. Pero al menos amo a alguien.

(1Q84 - Murakami)

domingo, 29 de abril de 2012

Desde mi refugio

Presiento que hoy va a ser un domingo tranquilo, en el que sólo harán acto de presencia la calma y la pereza. Me gustan los domingos así, acompañada de mi gato y un libro, con indiferencia absoluta hacia lo que suceda en el resto del mundo.