domingo, 5 de junio de 2011

No hay nada que no me guste

- No hay nada que no me guste. - Negué con la cabeza tras reflexionar unos instantes-. Nada.
- ¿De verdad?
- Me gusta la ropa que llevas, me gusta lo que haces, lo que dices, cómo andas, cómo te emborrachas. Todo.
- ¿Te gusta como soy?
- No sé cómo cambiarías, así que ya me va bien como eres.
- ¿Cuánto te gusto?
- Como para convertir en mantequilla todos los tigres de las junglas del mundo entero.
- ¡Ah! - Midori parecía satisfecha-. ¿Me abrazas otra vez?

Tokio blues - Haruki Murakami

4 comentarios:

Amber dijo...

¡Me encanta tu casa de juguete! Es preciosa y vintage, con buenas reflexiones, muy en tu línea, ¡qué guay!

Besitos mil,

Ámber

Mi casa de juguete dijo...

Otro beso grande para ti... Me encanta verte por aquí!

Beatriz dijo...

Un besito para la recién nacida entrada del comienzo de lo que será un bonito y largo blog. :D

Mi casa de juguete dijo...

Gracias preciosa! Una alegría tenerte por aquí... :)