domingo, 22 de abril de 2012

Al menos por un tiempo

Tal vez fue entonces cuando regresé a la adolescencia y conseguí que el amor y la locura caminaran de la mano. Ahora me alegro al recordar.

10 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

hablamos de ayer??

Juana la Loca dijo...

de alguna u otra manera ese punto de locura no lo perdemos nunca, lo que pasa es que nos reprimimos, ay!que tristeza....

BLOGOSFERIA dijo...

Es maravilloso perder la cabeza por amor...se disfruta en ese momento y se disfruta también recordando...

La Avispa dijo...

Yo creo que el amor siempre va acompañado de locura, al menos un poco no?
Un beso!

Cristina dijo...

El mejor estado que experimenté en mi vida, fue haber perdido la cabeza...por amor.
Que bonito pensamiento, te dejo un fuerte abrazo, buen comienzo de semana.

Sergio DS dijo...

Iba a contestar de idéntica forma que La Avispa. Suscribo.

Andrea dijo...

Enloquecer por amor... que idea tan romántica!

Palmoba dijo...

Ah si!! que bueno es vivirlo!! porque si no como lo ibas a recordar ahora??

Sicilia dijo...

No suena mal!!!!
Pero creo que no hay que retroceder para conseguirlo signorina..

Besos
Un piacere

Sicilia

El silencio y otras palabras dijo...

Sobre todo porque en esos recuerdos solo sobrevive lo bueno...
Las locuras adolescentes son las que muchas veces consiguen mantenernos cuerdos en la vida adulta.
Besos