domingo, 11 de diciembre de 2011

En continuo movimiento

Es asombroso comprobar cómo cambian las cosas de un año para otro, sin ni siquiera tener que esforzarse en que así sea. Hace doce meses vivía una situación tan diferente, que si me lo hubieran contado, no lo creería. Parece increíble que en una misma persona puedan esconderse tantos matices, que mente y corazón sean capaces de evolucionar en apenas un par de semanas lo que no consiguieron en años, y que al final me haya quedado así, como estoy ahora, en una situación en la que, como escribí el otro día, no borraría nada, absolutamente nada, de lo sucedido.

14 comentarios:

semilla dijo...

Bueno pues creo que te entiendo bastante bien porque he sufrido, también en el espacio de una año, una transformación tal que cualquiera lo diría, si me lo cuentan hace dos años digo que ni de coña me pasaría algo así...en fin que sea para bien y continue...a mí también me chifla la Navidad...bss

gaia56 dijo...

A veces un día, un guiño, una sonrisa pueden disparar el mundo.
Bienvenidos sean los cambios, vivir a veces duele... y qué?
Un beso.

Jan Berg dijo...

Pues, si no borrarías nada, es que has hecho lo que debías hacer.

Noelplebeyo dijo...

es lo mejor...


a lo sumo ponerte un abriguito...q hace frío si sales fuera

Juana la Loca dijo...

di que si! hay que mirar hacia adelante... para atrás ni pa tomar impulso!!

Clara dijo...

nice blog!

Jackelyn dijo...

Hola! Muy interesante todo lo que acabo de leer. Saludos desde Puerto Rico

rombo dijo...

Estos cambios, en poco tiempo, es lo que le da chispa a la vida. Y si ahora te sientes bien, pues, bravo por ti.
Beso.

Marilyn Recio dijo...

Me alergro por ti!! Un placer pasearme por tu espacio. He pasado un rato ameno!! Te sigo. Hasta muy pronto!



Merry Kisimusi!!!

Almu dijo...

WOW! Como siempre, 100% identificada con lo que escribes. Me encanta... Ahora mismo estoy igual que tú, disfrutemos de este maravilloso momento :)
Un besiño.

Andrea dijo...

Y que sería de nosotros sin los cambios... sobretodo si son a mejor! No hay nada peor que quedarse estancado sin sacar nada bueno de ello.
Yo ahora estoy viviendo pequeños cambios que pueden convertirse en algo grande. Espero dentro de un año poder decir lo mismo y no borrar nada!
Besos

Sicilia dijo...

Al final la vida la hacen los matices signorina.

Disfrute estos días.

Un piacere

Sicilia.

Espérame en Siberia dijo...

Lo que es más impresionante es el hecho de reconocer que el corazón y la mente pueden evolucionar para bien.
Me encanta saber que también es tu caso.
¡Mucha luz para ti, cariño mío!

Celia dijo...

Me alegro mucho, que te sientas así.

es genial!!

Un abrazo