lunes, 3 de octubre de 2011

Posiblemente hoy será otro día soleado

Amanece el lunes a una hora temprana mientras yo continúo de vacaciones. A veces me parece que, desde la cama, los problemas son menores. Es como un reducto capaz de escaparse a la vida diaria. Es bueno tener un rincón donde los influjos exteriores no nos alcancen. El mío es éste.

8 comentarios:

Sergio dijo...

Sin duda, la cama es un lugar maravilloso en el que estar siempre que se trate de un destino voluntario.

DANI dijo...

Jo, menuda suerte, mi reducto es algo más escatológico :)))

Es broma, me encanta tu texto!!

Besazos

Lili dijo...

Es cierto, parece que bajo las sábanas no nos puede pasar nada malo.
Un beso!

Wílliam Venegas dijo...

Muy bonito tu espacio en este rincón de tu casa de juguete.
Por un 'lado' tiens razón, la cama te puede desentender un rato de los problemas, como traértelos también!

Ya me apunté a su blog amiga, la invito a venir al mío.

http://lahuelladelojo.blogspot.com/

Espérame en Siberia dijo...

Jajaja, bienvenida al club.

Un besazo :D

rombo dijo...

Te leo y me acaban de dar ganas de volver a la cama...

El silencio y otras palabras dijo...

MIerda!! Yo ya estoy en el trabajo... ¡echo de menos mi caaaamaaaa! buaaaaa

Juana la Loca dijo...

La cama es sin duda un lugar maravilloso, donde te puedes refugiar, descansar, leer, disfrutar del placer con y sin compañía....
yo he comprado unas sábanas llamadas coralina y odio salir de allí....