jueves, 27 de octubre de 2011

Si no fuera por esos momentos...

Hace un rato, a eso de las seis y media de la tarde, había acabado de estudiar y estaba en la cama con la persiana medio bajada y la luz apagada, con mi gato y la manta. Detrás de los cristales sonaba la lluvia, cual película romántica de antaño. Y estaba tan tranquila y relajada que parecía increíble que ahí fuera el mundo siguiese a su ritmo habitual.

8 comentarios:

buscandolascoordenadas dijo...

Realmente placentero. Ahora mismo voy a copiarte.

Juana la Loca dijo...

aunque no me gusta NADA el invierno, debo admitir que para ciertas cosas es muy romántico... (con una estufa al lado)

David C. dijo...

me gusta tus palabras. relajan.

Noelplebeyo dijo...

esos momentos donde pase lo que pase, todo es secundario

Larisa dijo...

Zoofilia. Siempre ahí.

Espérame en Siberia dijo...

Es que el tiempo es tan relativo, bonita. Es lo que tiene.

Mucha luz y besos para ti.

Celia dijo...

que imagen mental mas relajante y la de la foto enamora.

Sonix dijo...

Quiero uno de esos momentos... menos mal que falta poco ya para el fin de semana. ^^