viernes, 25 de noviembre de 2011

Cosas de la tecnología

¿Recuerdas esa sensación de pasar mañana y tarde mirando de reojo el teléfono, esperando impaciente el momento en que se ilumine la pantalla? ¿No es una de las cosas más bonitas que existen? Y resulta que yo, en estos momentos, cada vez lo hago menos, aunque en el fondo esté deseando volver a las andadas.

4 comentarios:

Sicilia dijo...

EHHHHHH! No lo recuerdo signorina!

Pero siempre está el :" Me has llamado?"

jajajaja.
Ayyyy el amore,
No piense tanto en el pasado, pero, tampoco lo haga en el futuro. Llega enseguida.

Un piacere

Sicilia

Noelplebeyo dijo...

cual es el número?

Juana la Loca dijo...

yo lo que deseo es que no suene tanto!!! mi marido es un pelmazo....
sobre que suene de forma romántica.... hace ya tiempo que se me olvidó!

Darthpitufina dijo...

A mí no me llamaba, me dejaba 1 sms diario, y sí, era bonito encontrar el sobrecito en la pantalla...

Pero como dice Sicilia, cuando menos te lo esperas (y suele suceder más pronto que tarde) estás recibiendo llamadas que también te llenan de ilusión. Te diría que mires hacia atrás sólo para coger carrerilla pero... todos tenemos días tontos> (Verillo dixit)

Besines