jueves, 3 de noviembre de 2011

Imagino que ya lo suponías

Ahora dedico mis tardes al estudio, que aunque sea ligero y liviano, no por ello deja de ser estudio. No te preocupes, a ti te permito molestarme, importunarme y distraerme. Es gratis, dicen...

4 comentarios:

Lili dijo...

Mucho ánimo, guapa. Y un descansillo de vez en cuando viene bien :)
Besos!

ElTiempoPerdido dijo...

vaya, qué desilusión de post. Será mejor que me vaya.

Clá! dijo...

que suerte tener a alguien que te distraiga :)
Un besillo grande!

José Alfonso. dijo...

Jo! No se puede ir uno de viaje. Te tiras cuatro días fuera y cuando vuelves, aquí se han editado infinidad de ejemplares. Eso es postear, sí, amiga...

Un beso.