sábado, 5 de noviembre de 2011

Viviendo el otoño

Llueve desde anoche y no se me ocurre a qué puedo dedicar el fin de semana. Cuando llueve, las opciones se limitan espacialmente: cine, centro comercial o sofá. Libro y ordenador. BlackBerry. Gato. Y poco más. Así que me dispongo a pasar un sábado tranquilo, que no por ello dejará de ser bueno, espero.

11 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

un buen vino, una cena y una compañía

Cuando callas. dijo...

OHH precioso me encanta tu blog , te sigo y espero que tu también a mi :)
Besos
http://cuandocallasestascomoausente.blogspot.com/

Carol Munt dijo...

Para mí, ese sería el día perfecto :)

Celia dijo...

me encanta tu manera de plantearte el sábado. eres sabia, amiga ja ja!

buscandolascoordenadas dijo...

Mágica carcelera sin llaves esa lluvia.

Patri dijo...

Hola! me ha encantado tu blog :)
Y sí, tienes toda la razón...y además, yo quiero un gato! :)

Te sigo, vale?

P. http://brujuladechocolates.blogspot.com

Leralion dijo...

Y qué necesarios y gratificantes son esos momentos. Aunque a veces, los paseos bajo la lluvia son igualmente efectivos, y al volver a casa todo es como dices pero todavía un poco mejor.

Juana la Loca dijo...

Te dejo a mis hijos para que no te aburras?? y yo me quedo con tu plan!!

Jan Berg dijo...

Pues yo espero y deseo que hayas pasado, efectivamente, un sábado tranquilo, y, sobre todo, bueno...

Espérame en Siberia dijo...

Y no olvides dormir como Dios manda.

Besitos.

rombo dijo...

Uaaauuu, me gustan tus opciones. (Y la foto)