sábado, 17 de septiembre de 2011

Desde la perspectiva del sábado

Gusta que se acuerden de una de forma tan rotunda. Gusta mucho, gusta más que nada. Tanto como para hacerme dudar, aunque de sobra sepa que lo que no puede ser, no puede ser, y mejor no volver a intentarlo siquiera.

5 comentarios:

Eve dijo...

Hace mucho que no me pasaba por tu casa, sigue preciosa como siempre, muy bello texto. que tengas una buena semana

Nada más importa dijo...

Por fin ye he encontrado!
Hace algunos días retomé mi blog y no te encontraba en mi escritorio.

Me alegra mucho haber vuelto a leerte!
Desde ya que te sigo!

Un beso grande!

Espérame en Siberia dijo...

Es bonito, sin duda.


Muá.

El silencio y otras palabras dijo...

Gusta mucho, incluso demasiado. Gusta saber que no existe el olvido, aunque éste sea la mejor respuesta. Disfruta del momento. Muaks

Jan Berg dijo...

¿Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible...?

Vale, pero, a veces, las cosas imposibles... suceden...