domingo, 25 de septiembre de 2011

Tal como pensaba

Me doy cuenta, una vez más, de lo importante que es cuidar aquello que se quiere. Mimarlo, atenderlo, no darlo por seguro porque siempre haya estado ahí. A mí ni siquiera me supone un esfuerzo, es más, podría decirse que me encanta que así sea.

3 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

No sé qué mola más: tu texto o la foto de mi Marilyn.

¡Besazo, hermosa! Gracias por pasar el día de mi cumpleaños.
Muchísima luz :D

José Alf. dijo...

Ni lo dudes. Ahí la clave, una de las claves.
Un beso, amiga mía.

semilla dijo...

¡Hola guapa! después de todo el verano ya he vuelto...¿todo bien?
Lo que dices es lo que les pasa a muchos conyges, sin distinción de sexo, pero fundamentalmente hombres, que se olvidan de lo importante que es su pareja, lo dan todo por sentado, por existente y por eterno y no se dan cuenta de que van perdiéndolo.....cuando el otro/a se va no entienden porqué......falta de atención, darlo todo por hecho....