viernes, 23 de septiembre de 2011

Hay que decirlo más

Tengo un compañero de trabajo que nunca le dice a su novia que la quiere. Lo sé porque durante una temporada estuve sentada en la mesa de al lado y cuando acababan de hablar por teléfono nunca se despedía con un "te quiero". Yo siempre fui incapaz de entenderlo y mil veces se lo he preguntado. Él argumenta que no hace falta porque ella sabe que la quiere. No sé. Tal vez yo sea demasiado empalagosa o cursi. Pero sigo prefiriendo un "te quiero" a un "hasta luego" al colgar el teléfono.

2 comentarios:

Nada más importa dijo...

Obviamente!

Aunque, a veces suelo ser más como tu compañero de trabajo, quien está conmigo es todo lo contrario.
Una demostración tras otra y eso es hermoso.

Lili dijo...

Nunca se dicen suficientes "te quiero".
Me gusta mucho tu blog, y las fotos son una delicia.
Un beso