martes, 20 de septiembre de 2011

Vamos a por ello

Ya me sé todos los trucos. Hay que vivir en el presente, tener la mente ocupada y no pensar en cosas feas, o al menos hacerlo lo menos posible. Hay que ir al cine, de tiendas, a tomar algo con cualquier amigo y socializar. Hay que arreglarse, vestirse y maquillarse para estar estupenda y que el espejo te devuelva una imagen arrebatadora. Hay que hacer todo eso y alguna cosa más que se me pasará por alto. Y como desde el comienzo estuvo envuelto en el más absoluto secretismo, casi nadie me hablará del tema. De este modo, todo evolucionará de forma rápida y sencilla y a mí se me olvidará en un santiamén. Y antes de que me dé cuenta aparecerá un príncipe azul atractivo, inteligente y dinámico que sólo tenga ojos para mí, al que le gusten los gatos y aparezca en cada cita con galletas, bombones o caramelos, todos para mí; que no salga por la tele ni tenga detrás toda una legión de fans, que me saque fotos cada vez que estoy entretenida con cualquier cosa y no olvide que lo más importante es estar ahí cuando se le necesita.

Espero que se haya captado la ironía a partir, más o menos, de la mitad del texto. Por mí no se preocupen, tengo una bolsa gigante de patatas fritas y un montón de bollos de chocolate a mano. Todo evoluciona favorablemente.

6 comentarios:

Carlitos dijo...

Bien bien, lo vas entendiendo. Eso es hacerse mayor... comprender que las cosas no son tan blancas ni negras y que los amores imposibles no son tan importantes pues el mundo está lleeeeeeeeeno de chicos adorables y hay uno para ti por ahí aunque no sea de color azul.
Oye y se te olvido poner que tienes amigos que encantados compartirían el chocolate contigo. ;)

Mi casa de juguete dijo...

No, no! El mundo no está lleno de chicos adorables y que me puedan gustar a mí... menos aún! Jajaja...

Ya sé que lo que cuento suena un poco surrealista, pero lo cierto es que salir con alguien que trabaja en TV es...agotador! Y con lo insegura que soy yo...imagínate! Pero bueno, ahora ya está finiquitado, así que a otra cosa...

Los amigos-vecinos son mis favoritos ;) Un besín...

Mi casa de juguete dijo...

(Posiblemente acabaré borrando mi anterior comentario, no por ti, sino para que no se entere la gente...) :)

Sicilia dijo...

Bueno! Trabajar en la tele es un trabajo.

Solo cuando este seguro que ya no te fijas en el, volverá a llamarte.

Va un café??

Ah! deja de mandarle correos y mensajes.

Desde el total desconocimiento. Esto refuerza tu segundo pensamiento de borrar el primero.

Un piacere

Sicilia

Mi casa de juguete dijo...

No, no! Jajaja...no soy una fan trastornada! No lo acoso! Y puedo asegurarte que mi objetivo no es probar trucos para que las aguas vuelvan a su cauce...

Darthpitufina dijo...

Tengo un truco que quizá no conoces: "sólo" tienes que aguantar hasta que todo vaya bien, y entonces, todo irá bien...

Parece un despropósito pero te aseguro que funciona... Pero, qué difícil es soportar a veces la espera!

Un abrazo grande, grande!