miércoles, 28 de septiembre de 2011

El viaje del elefante

"No es verdad que el cielo sea indiferente ante nuestras preocupaciones y deseos. El cielo está constantemente enviándonos señales, avisos, y si no atendemos a los buenos consejos es porque la experiencia de un lado y de otro, es decir, la suya y la nuestra, ha demostrado ya que no merece la pena esforzar la memoria, que todos la tenemos más o menos débil. Señales y avisos son fáciles de interpretar si estamos con los ojos abiertos..." - Saramago -

7 comentarios:

Lady Tea dijo...

Ayyyy si yo te contara cosas de este libro..... madre mía!!!.. Espera que ahora te paso el enlace. Tú y yo tenemos un 'algo' para los libros.. jajajajaja

flower dijo...

A veces es difícil ver e interpretar las señales. Y muchas veces, aún viéndolas, nos ponemos una mano delante de los ojos y las obviamos. ¡¡Si es que somos burricos, a veces!!

Esto es como leer entre líneas, pero hay que tener un buen entrenamiento para saber distinguirlas...

Un besete,

David C. dijo...

Muy cierto lo que dice Saramago, pero es que andamos tan apurados.

Larisa dijo...

Mientes. Eso no puede ser de Saramago: contiene signos de puntuación.

Jan Berg dijo...

Señales del cielo, sí, claro.

Haberlas haylas como dicen de las meygas.

El problema, sin embargo, es otro.

¿Quién narices las interpreta?

Espérame en Siberia dijo...

O, mejor aún, con el corazón abierto de par en par.

Muchos besos :D

Amber dijo...

Era tan genial SARAMAGO! Tan acertado, siempre. ¡Me encanta lo que dice! Además, me viene muy bien a mí para aplicarlo en estos tiempos de turbulencias varias, pero de ver la luz al final del túnel.

También hay mucha gente con memoria selectiva y eso, a mi modo de ver, es mucho peor que ir perdiendo la memoria.

Besos y mil sonrisas,

Ámber