miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ni tanto ni tan poco

Echo de menos muchas cosas. Los nervios, los vestidos, el programa, las conversaciones interminables en el messenger, los cafés a media mañana, mensajes absurdos vía whatsapp hasta la madrugada, las visitas sorpresa, las notitas, la tontería.

Ahora toca hacer borrón y cuenta nueva. Y empezar de cero, aunque de vez en cuando aún me sienta un poco perdida. Porque en estos momentos no sé muy bien hacia dónde ir, lo mismo me da un lado que otro, lo cual no digo que sea bueno, o malo. Simplemente a veces apetece no pensar demasiado y dejarse llevar por los acontecimientos. Si me marcas el camino, lo agradeceré.

6 comentarios:

Jo March dijo...

El corazón, seguro que cuando menos te lo esperes, te marca un camino.
Por cierto, me encantan las fotografías que ilustran tus palabras.
Besitos.

No decir dijo...

Tengo una necesidad o una fijación de comenzar siempre desde cero.

El silencio y otras palabras dijo...

A mi el punto cero siempre me ha parecido el mejor comienzo de todos, pero también el más dificil. Borrar sigue siendo una cuenta pendiente, pero al menos puedo seguir dando pequeños pasitos!!
Que nadie te marque el camino, ya llegará una señal que te indique la dirección correcta. Besos

Lady Tea dijo...

Seguro que eliges el mejor camino de todos los que se te presenten.. Pero .. ¿no os vais a ver más?.. Qué tengo yo una intriga hija mía!!.. jajajaj
Besos

Jan Berg dijo...

No creo que necesites que nadie te marque el camino, más bien saber tú qué camino deseas seguir, y eso tendrás que consultarlo contigo misma, ya sabes, asomarse al abismo y hacer un poquito de instrospección...

Espérame en Siberia dijo...

Vas a aprender que, al final, esa angustia que nos enseñan a sentir por "no saber adónde vamos" es ficticia porque la vida está para vivirla y no para planificarla.

Mucha luz, hermosa.